Mi primer coche, regalado por Navidad

0

Las fotos de los modelos que pueden ser un primer coche: regalados por Navidad

El l Kia Picanto, con carrocería de tres o cinco puertas, destaca por su precio muy ajustado (arranca en los 7.490 €) y una sensación de calidad en sus acabados de segmento superior.

El Fiat 500 Cabrio, la carrocería descapotable del 500 destaca por su original capota de lona corrediza en homenaje al Cinquecento Convertible de 1957, por ser el descapotable de cuatro plazas más económico del mercado (desde 14.750 €) y lo más importante, por sus descuento de hasta el 46% que dejan su precio final por debajo de los 8.000 €.

El Opel Adam, poco práctico con su exclusiva carrocería de tres puertas y el espacio reducido en sus dos plazas traseras y no especialmente barato (a partir de 12.123 euros), destaca sin embargo por su alta calidad en las terminaciones, por equipamientos que coches de este tamaño (3,70 metros) no suelen llevar y opciones de personalización por doquier.

Una de las sorpresas de este 2012 ha sido la irrupción del nuevo Peugeot 208, más compacto en dimensiones exteriores (3,98 m) que el Peugeot 207 al que sustituye y sin embargo con unas cotas interiores mejoradas. No destaca por un PVP especialmente competitivo, aunque el fabricante japonés lo compensa con descuentos suculentos superiores en algunos casos al 30% y sobre todo por un diseño emocional, una elevadísima carga tecnológica y unos interiores más propios de rivales Premium con un puesto de conducción que no dejará a nadie indiferente.

La alternativa más vanguardista del segmento B, que tampoco barata, es el Toyota Yaris HSD (3,90 m). El utilitario japonés apuesta por la tecnología híbrida (gasolina + eléctrico) en una variante que destaca por su potencia (100 cv) un consumo medio muy bajo (homologa 3,5 l/100 km), y por lo suave, silencioso y fácil que resulta conducirlo. Además, Toyota añade al Yaris HSD equipamientos muy provechosos y detalles decorativos en la carrocería y en el habitáculo que mitigan en parte un precio elevado (con descuento, desde 15.898 €).

El compacto francés Ciroën C4, desde 2011 únicamente disponible con carrocería de cinco puertas, destaca por tener uno de los precios más bajos del segmento (desde 12.821 €) y por un equipamiento abundante (pocos rivales pueden mantenerle el pulso en la relación precio/equipamiento). Ha mejorado su calidad interior (aunque en los acabados más básicos, tiene lagunas) y destaca por el refinamiento de sus motores diésel HDi y lo cómodo de suspensiones que resulta en viajes largos.

El compacto coreano Hyundai i30 es ligeramente más caro a igualdad de equipamiento que el C4, pero a cambio la evolución del modelo a todos los niveles (motores, comportamiento, equipamientos, calidades y diseños) es tan considerable que es una de las opciones más compensadas del segmento (con descuentos del 23%, un Hyundai i30 diésel de 90 cv cuesta 13.559 €).

El nuevo Volkswagen Golf VII es la alternativa más cara (desde 16.686 €) dentro del segmento de los compactos generalistas, sus descuentos tampoco son muy generosos y su diseño es continuista (poco arriesgado) respecto al Golf VI que sustituye. ¿Puntos positivos? Primero, la nueva plataforma en la que está basado concede más espacio interior en el habitáculo y en el maletero, reduciendo a su vez el peso en unos 100 kg con lo que dinámicamente el coche compagina a la perfección solidez y agilidad; dos, el motor gasolina 1.4 TSI de desconexión automática de dos de sus cuatro cilindros a baja carga es un perfecto equilibrista entre prestaciones y consumos; y tres, ningún otro compacto generalista puede nutrirse de tantos sistemas de ayuda a la conducción.

El Nissan Qashqai, todo un superventas, reúne varias de las características óptimas para captar a un cliente joven: diseño original de crossover compacto (todo un pionero allá por 2007), es práctico y capaz en su interior, los motores diésel con S&S rebajan el consumo medio hasta 4,5 l/100 km, se incluyen sofisticados equipamientos como la cámara de visión 360 grados que controla todo el perímetro y dispone de kits de personalización exterior e interior.

El Mitsubishi ASX está mejor terminado, ofrece más equipamiento de serie y dinámicamente se comporta mejor en carretera asfaltada y más o menos, con 17 centímetros de altura libre hasta el suelo, es igual de limitado en la conducción off road; su mayor inconveniente es que es más costoso que la mayoría de sus alternativas.

El Mazda MX-5, el divertidísimo y popular roadster japonés, añade a sus virtudes dinámicas de otro tiempo (a propulsión con motor atmosférico, centro de gravedad muy bajo, chasis muy eficaz, dirección rapidísima…) la polivalente carrocería Roadster Coupé, esto es, techo retráctil duro de funcionamiento automático en lugar de la clásica capota de lona, y un precio por debajo de los 20.000 euros.

En el apartado de originalidad, ninguno como el biplaza Mini Coupé por su filosofía chic. Por comportamiento, -“parece como si condujésemos un kart”, dicen desde la marca-, el Mini Coupé también da un paso al frente y pocos, por sus dimensiones ultracompactas (3,73 m de longitud), peso reducido (1.090 kg) y su mejora aerodinámica, pueden plantarle cara.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.