Opel Insignia ST 2.0 CDTI 140

0

fotos de la prueba del Opel Insignia ST 2.0 CDTI 140

El último restyling sufrido por el Opel Insignia evoluciona hacia el estilo elegante típico alemán dentro del segmento medio de las berlinas, donde aspira a ser una alternativa de orientación premio con una vista frontal inconfundible donde destaca su diseño frontal bajo y ancho gracias a la nueva parrilla y paragolpes, ahora más agresivos.

Entre las novedades de la gama Insignia, los nuevos motores diésel ecoflex de bajo consumo. Están basados en el bloque turbodiésel 2.0 CDTI, en el caso de la unidad probado, con el escalón de potencia de 140 cv y un consumo mixto oficial de 3.9 l/100 km conseguido gracias a los largos desarrollos del cambio manual de seis velocidades y al excelente coeficiente aerodinámico. Sus prestaciones tampoco desmerecen, con una velocidad punta de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 11 segundos.

El carguero alemán ofrece unas dimensiones exteriores colosales que lo aproximan más al segmento de las berlinas E que las medianas D. Concretamente su longitud se cifra en 4,91 metros y su anchura en 1,86 m, siendo la distancia entre ejes de 2,74 metros. Es decir un Opel Insignia ST que por dimensiones, espacio y nivel de equipamiento puede ser una alternativa económica a los BMW Serie 5 Touring, Audi A6 Avant o Mercedes Clase E Estate.

En la vista trasera del Opel Insignia ST se repiten las proporciones más anchas y más bajas, destacando la brillante barra cromada en una posición más y que sostiene el logo de la marca. Las luces de posición y freno de los pilotos separados en dos piezas están ejecutados en LED en todos los niveles, siendo también una característica común en cualquiera de las carrocerías el diseño de las luces como una afilada y distintiva forma de ala.

Del habitáculo interior destaca una presentación, por lo general, mucho más logrado, ergonómica y tecnológica a la par que sencilla. Opel lo ha conseguido gracias a un nuevo cuadro de instrumentos (con una pantalla de alta resolución de 8 pulgadas frente al conductor) y una consola central cargada de sutileza y refinamiento, y que alberga una serie de tecnologías de última generación y funciones. Como resultado final, una reducción drástica del número de botones, haciendo que la interacción sea rápida e intuitiva.

El Opel Insignia ST probado contaba con los últimos equipamientos en materia de seguridad activa como por ejemplo el Control de velocidad de Crucero Adaptativo (ACC), la Alerta de Ángulo Muerto (SBZA) y la Alerta de Colisión Frontal (FCA). Además, gracias a la cámara de visión trasera, que incluye a Alerta de Ángulo Muerto (SBZA), también cuenta con el asistente de Trafico Transversal Trasero (RCTA) y el Aviso de Cambio Involuntario de Carril (LCA), logrando un control del perímetro total. El Sistema de Iluminación Adaptativa (AFL+) pone la guinda al pastel.

Por dentro el Insignia familiar ofrece un espacio generoso para cuatro mejor que para cinco ocupantes, por culpa del abultado túnel central y la dureza del respaldo central. Además esta carrocería se beneficia de un mejor acceso a las plazas traseras que en la berlina (de 4 ó 5 puertas) ya que la línea de techo no desciende bruscamente hacia la zaga.

El espacio de maletero del Opel Insignia ST es de 540 litros con un suelo completamente plano y unas paredes laterales que no se ven afectadas por los pasos de ruedas. Por lo tanto se obtiene un cofre de carga muy regular y con formas aprovechables. Además los respaldos de las plazas traseras pueden abatirse ganando una capacidad de carga total de 1.530 litros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.