Audi A6 Hybrid, a prueba

0

Fotos de la prueba del Audi A6 Hybrid

Por su diseño frontal, el Audi A6 Hybrid deja muy claro sus pretensiones tecnológicas, con el lujo por bandera, y un nivel en su calidad de construcción que le posiciona como una de las versiones más caras y estatutarias de la gama.

Visto desde sus tres cuartos trasero, el diseño del Audi A6 Hybrid destaca por las ópticas con iluminación de tipo LED, otro guiño tecnológico.

La variante híbrida de la berlina grande de Audi, el A6 Hybrid, se apoya en una motorización híbrida con un motor gasolina 2.0 TFSI de 211 cv y otro eléctrico que conjuntamente desarrollan 245 cv de potencia.

Con estos datos, el Audi A6 Hybrid ofrece unas prestaciones similares a las de un V6  (240 km/h de velocidad punta y 7,5 segundos de 0 a 100 km/h) y unos consumos propios de un motor de cuatro cilindros en línea (6,2 l/100 km).

El comportamiento del Audi A6 Hybrid en carretera abierta es muy aplomado, suave y silencioso, incluso a niveles de máxima carga, si bien es cierto que el peso del sistema híbrido (230 kg más) y la posición de las baterías (más altas y por lo tanto con el centro de gravedad, también, más lejos del suelo) no le hacen ser una berlina demasiado ágil.

Este A6 Hybrid no varía ni un ápice sus dimensiones exteriores (4,91 metros de longitud y una batalla de 2,91 m) en relación a sus hermanos de gama y sin embargo el espacio interior disminuye.

Uno de los lujosos y tecnológicos equipamientos del Audi A6 Hybrid son sus faros delanteros bixenón y con LED para el alumbrado diurno.

De los pocos detalles distintivos que aparecen en la carrocería son las siglas ‘Hybrid’ en la tapa del maletero, bajo el faro derecho trasero, del Audi A6 Hybrid.

En el habitáculo, la calidad de construcción del A6 Hybrid se percibe a todos los niveles. Por diseño, acabados, organización de mandos e una insonorización es insuperable

El A6 Hybrid puede funcionar exclusivamente con el motor de gasolina (2.0 TFSI de 211 cv), con el eléctrico (54 cv) o con los dos a la vez. Mayoritariamente ocurre que los dos motores trabajan simultáneamente, con tres programas de uso según lo que priorice el sistema híbrido: EV (favorece el consumo), D (equilibra entre consumo y prestaciones) y S (el más deportivo porque ambos motores funcionan al máximo de sus posibilidades). 

En este A6 Hybrid, la instrumentalización es diferente a un Audi A6 normal, como por ejemplo, el indicador de temperatura se sustituye por un reloj que informa del estado de las baterías y el clásico cuentarrevoluciones desaparece por un potenciómetro con escala de 0 a 100 y sectores de color verde o naranja según la intensidad con la que pisemos el acelerador.

La colocación de las baterías, más altas de lo habitual en este tipo de coches, además de lastrar las prestaciones del A6 Hybrid, disminuyen la capacidad del maletero, pasando de 530 a 375 litros, y conformando un acentuado escalón que impide que el piso de carga sea totalmente plano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.