AMR Pro: la versión salvaje del Aston Martin Vulcan

¿Un súper auto de 820 caballos de fuerza? Aquí te lo presentamos.

 

La carrera de Le Mans este año para Aston Martin ha sido una de las mejores para la marca, esto tras robarle la victoria al Corvette C7.R No.63 en la última vuelta, siendo el Aston Martin Vantage V8 No. 97 quien se adjudicó la victoria para el fabricante británico dentro de la categoría GTE-PRO.

Debido a estos logros en el ámbito deportivo y a lo largo de toda su historia, Aston Martin decidió crear una nueva división para sus autos de la calle, a la cual ha denominado como AMR (Aston Martin Racing), y claro, solo porque pueden, han realizado una versión aún más agresiva del auto más poderoso que jamás hayan creado, el Aston Martin Vulcan.

Aston Martin Vulcano Pro

Así es como llegó el nacimiento del Vulcan AMR Pro, un súper auto de 820 caballos de fuerza erogados del enorme bloque V12 de aspiración completamente natural y con una capacidad de 7.0 litros, mismo que es acoplado a una transmisión secuencial de 6 velocidades.

La primera diferencia que podemos encontrar con el Vulcan “normal”, si es que se le puede considerar así a ese monstruo, recae en los sistemas aerodinámicos, los cuales han sido resultado de los mismos V8 que ganaron el Le Mans.

La segunda se enfoca en el recorrido de las velocidades, haciéndolas más cortas; todo con el objetivo de reducir los tiempos de vuelta dentro del circuito.

Un nuevo splitter y paneles frontales hechos de fibra de carbono ayudarán a mejorar la respuesta de la dirección. De igual manera, la fibra de carbono que se encuentra en la cubierta del motor hace presencia para reducir 5 kg el peso respecto al Vulcan que ya conocemos.

El cambio más importante sería el alerón de la parte trasera, el cual ahora es doble panel, siendo mucho más grande y elaborado.

Solo existirán 24 piezas del Aston Martin Vulcan AMR Pro, de los cuales ninguno estará compitiendo en algún circuito de automovilismo, solo están ahí para el deleite total de los amantes a la velocidad.

Los comentarios están cerrados.